martes, 29 de octubre de 2013

Crema de calabaza de Halloween

Se acerca el día de Halloween, y esta fiesta se desarrolla en todos los momentos del día 31 de Octubre incluyendo la comida, por eso en los fogones queríamos realizar un plato que sea nutritivo y además divierta a los más pequeños de la casa.
En muchos casos cuesta mucho esfuerzo que los más pequeños de la casa tomen verduras y hortalizas, esta será una manera divertida que despertará su intriga ya que ven la hortaliza en su totalidad, y es un plato de un día muy divertido para ellos.
No es una simple crema de calabaza, si no le damos toques innovadores con diferentes texturas y un queso muy crujiente.
Si estuvieramos en Halloween le pondríamos esta estética a nuestra crema:





Si Halloween hubiese pasado y quisiéramos una crema de calabaza normal para comer un día de normal:




INGREDIENTES:
  • 1 calabaza mediana de Halloween
  • 750 gramos de patatas
  • 1 cebolla pequeña
  • 30 gramos de mantequilla Sin gluten
  • Queso manchego rayado Sin gluten
  • 300 ml de agua
  • Aceite
  • Sal

DESARROLLO:
  • Abrimos la calabaza por arriba con la ayuda de un cuchillo, de la manera que la hemos abierto nosotros en triangulo por abajo, o en llano.

  • Vaciamos la calabaza con la ayuda de un sacabocados (deberemos reservar unas cuantas bolitas de calabaza para la presentación). Tiramos las pepitas y reservamos toda la carne de la calabaza que vayamos sacando.

  • Ponemos a cocer en una perola con 300 ml de agua, la carne de la calabaza, las patatas peladas y troceadas, la cebolla partida y sal al gusto.

  • Cuando esté todo tierno, a las verduras les echamos la mantequilla y trituramos hasta lograr una crema. Truco: Si se queda demasiado blanda podemos espesar con un poco de puré de patata maggi o similar sin gluten; y si queda espeso podemos rectificar de sal y agua al final.

  • En una sartén con un poco de aceite ponemos a saltear las bolitas de calabaza que hemos reservado anteriormente, y las doramos por todos sus lados.

  • Crujiente de queso: en una bandeja de horno colocamos un papel de horno, ponemos queso rallado y metemos al horno con el grill a 180º hasta que este fundido y doradito; cuando esté como queremos apagamos el horno y lo dejamos dentro 5 minutos; sacamos del horno y lo dejamos que se enfríe; cuando ya esté frío lo partimos en las formas que más nos gusten y ya tenemos nuestro crujiente de queso manchego.

EMPLATADO:
  • La crema de calabaza la ponemos dentro de la calabaza previamente vaciada, le ponemos las bolitas de calabaza salteadas y el crujiente de queso.
  • Para llevar a la mesa lo tapamos con la parte de arriba, y abrimos cuando llegue a la mesa para sorprender a todos nuestros comensales.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada