lunes, 17 de diciembre de 2012

Bacalao seco con piquillos

En las comidas y cenas de navidad estamos acostumbrados a darnos grandes comilonas, de asados, de carnes, pero no debemos olvidarnos que también tenemos riquísimos pescados que tenemos en el mercado. Nosotros en este caso hemos elegido el Bacalao, que lo podemos encontrar en varias versiones en nuestras pescaderías y comercios: congelado al punto de sal, fresco, o la manera como lo vamos a utilizar nosotros que es bacalao seco.
El bacalao seco se utiliza mucho en Navarra y el País Vasco sobre todo, es un pescado que lo venden salado, y nosotros deberemos desalarlo, pero vale la pena el proceso porque luego queda muy sabroso y jugoso; este riquísimo bacalao lo acompañaremos con unos pimientos del piquillo, pimientos originales del municipio de Navarro, Lodosa y que se pueden encontrar envasados con mucha facilidad (para esta receta no haría falta que se compraran enteros porque vamos a hacerlos en tiras, lo importante es que sean de buena calidad y con mucho sabor).




INGREDIENTES:
  • 800 gramos de balao seco (lomos)
  • 1 bote mediano de pimientos del piquillo (no hace falta que sea enteros)
  • 4 cucharadas de tomate frito sin gluten
  • 2 huevos
  • 4 dientes de ajo
  • Harina de maíz de molino de piedra
  • 125 ml de agua
  • Aceite
  • Sal
DESARROLLO:
  • El día de antes de elaborar el bacalao, lo pondremos a desalar: Hay que desalarlo durante 24 horas o más (dependiendo del grosor de los lomos) cambiándole el agua mínimo 5 veces (el agua que cubra el bacalao y cambiándole la totalidad del agua).
  • Cuando lo tengamos desalado, lo pasamos por harina y huevo, y en una sartén con abundante aceite lo freímos, lo sacamos y reservamos.
  • En una cazuela ponemos 4 o 5 cucharadas de freír el bacalao, y doramos ligeramente lo ajos fileteados.
  • Añadimos los pimientos en la cazuela y cocinamos con los ajos durante 5 minutos, dándole vueltas para que no se nos pegue.
  • Añadimos el tomate y removemos hasta que empiece a hervir.
  • Por últimos echamos el bacalao y el agua y cocinamos durante 10 minutos a fuego lento.
  • Cuando hayan pasado los 10 minutos, dos opciones: dejar reposar unos minutos y servir, o la más adecuada para estas fechas, dejarlo enfriar y conservarlo en la nevera hasta el día siguiente que cenemos o comamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada